5 mejores posturas de yoga para los corredores

0

Aunque  correr y el yoga pueden parecer actividades que están en los extremos opuestos, realmente son actividades complementarias que trabajan maravillosamente juntas. Correr es una excelente manera de ejercitar todo el cuerpo aeróbicamente en un alto nivel de intensidad. El principal beneficio de correr incluye ganar fuerza muscular, mejorar la salud cardiovascular y perder peso. También puede ser bastante meditativo.

Sin embargo, correr puede ser estresante para los músculos, articulaciones y ligamentos. Se estima que después de cada milla, sus pies golpearán el suelo alrededor de 1.000 veces. Esto significa que si corre alrededor de 20 millas cada semana, cada pie llegará al suelo aproximadamente 20.000 veces.

Este impacto repetitivo puede afectar sus caderas y piernas, lo que puede llevar a la rigidez y a veces incluso a dolor. Para que usted pueda deshacerse de estos efectos estresantes de correr, la práctica de yoga antes y después de ejecutar le ayudará a mantenerse flexible, elástico, y menos propenso a las lesiones.

Además, si usted está buscando una manera de no cansarse al correr, estas cinco posturas de yoga sin duda ayudarán y mejorar su funcionamiento.

  1. Mariposa1

Esta postura de yoga ayuda a agregar flexibilidad a la ingle y las caderas por la apertura de sus muslos. Inclínese hacia adelante un poco y la actividad también ayuda a estirar la espalda. A continuación, le indicamos cómo hacerlo:

  • Siéntese en una alfombra y asegúrese de que las plantas de los pies están juntas, desde aquí entrelace sus dedos y mantengalos en los dedos de los pies mientras este sentado.
  • A continuación, vuelva los hombros hacia atrás y trate de mirar un punto más allá del extremo de la punta de la nariz.
  • Inclínese hacia adelante hasta que pueda sentir el estiramiento.
  • Mientras respira, imagine que su cabeza se está moviendo hacia la pared frente a usted y luego exhale, permitiendo que su cuerpo se hunda cerca del piso.
  • Para obtener los mejores resultados, asegúrese de mantener esta posición durante unos treinta segundos.
  1. Enhebre la aguja2

Si usted necesita un movimiento de yoga para estirar el exterior de sus caderas y los muslos internos, entonces este es él. Haz lo siguiente:

  • Acuéstese sobre la espalda, en un tapete y lleve la rodilla hacia el pecho en un ángulo de noventa grados.
  • Posicione el tobillo derecho en el muslo izquierdo y, a continuación, bloquee los dedos mientras los mantiene en la parte posterior de los muslos.
  • Trate de tirar de su muslo izquierdo hacia su pecho y mantenga en esta posición durante unos treinta segundos.
  • Permítase relajarse cuando sienta la tensión y repita la pose en el otro lado.
  1. Puente3

Este movimiento ayudará en la apertura de los hombros y el frente del cuerpo, así como fortalecer el núcleo. Es una gran actividad para contrarrestar los efectos de correr, ya que cuanto más tiempo corremos, más tendemos a presentir hacia delante. Sigue estos pasos:

  • Acuéstese sobre la espalda y coloque los pies en el suelo, separados por la cadera.
  • Levante sus caderas hacia arriba, hacia el techo, endureciendo el núcleo.
  • Cierre sus manos debajo de su pelvis y gire las paletas de los hombros hacia el centro.
  1. Torcedura espinal asentada4

Esta postura no sólo ayuda a aflojar la columna vertebral, sino también aliviar los hombros rígidos y el cuello después de un largo plazo. Esto es lo que debe hacer:

  • Cruce una pierna sobre la otra mientras mantiene las rodillas apuntando al techo con la planta de los pies sobre el suelo.
  • Trate de alcanzar su mano opuesta a través de su cuerpo mientras lo empuja contra el exterior del muslo y hacia abajo a la rodilla para hacer el giro profundo.
  1. Estocada baja5

Desde la postura de pie posar la pierna derecha hacia adelante hasta que la rodilla trasera izquierda casi toque el suelo.Levante los brazos por encima de la cabeza y manténgalos presionados durante 30 segundos.

Estas cinco poses son una excelente manera de terminar cualquier sesión en ejecución. Trabajan la parte anterior y posterior de las piernas, fortalecen el núcleo y abren las caderas. Hágalos regularmente y usted permanecerá un corredor feliz y sano.

____________________________________

Nota del editor: Este es un post invitado por Emily Carter, fundadora de GoAheadRunner.

Deja un comentario