Un día sin dolor de espalda

Un día sin dolor de espalda

El dolor de espalda es un asesino lento, en un momento de tu vida se mete a tu sistema, y  aprendemos a vivir con él. Poco a poco empeora y podría ser que algún día alcances el punto de una cirugía inminente. ¡No dejes que esto suceda! Es tiempo de establecer una meta: “Quiero tener un día sin dolor de espalda dentro de 2 semanas”.
¡Excelente! Ahora lo único que necesitas es un plan para lograrlo.

Aquí hay un plan de 5 pasos para mejorar la condición de tu espalda.

1    Evaluación
¿Qué parte de la espalda me duele?  Cuando, es constante o sólo después de ciertos movimientos?
Sí presentas un dolor constante que se irradia hacia otras partes del cuerpo es hora de que tomes acción inmediata: busca un teléfono y llama a un quiropráctico o un osteópata. Podrías tener una hernia de disco o un pinzamiento del nervio ciático. En casos tempranos la hernia de disco y el nervio ciático pueden ser tratados efectivamente con los ejercicios adecuados. Encuentra un lugar con clases de yoga terapéutico o de alineamiento restaurativo. ¡Hazlo hoy!

Si tienes dolor intermitente, un dolor que viene y se va, puedes continuar con los siguientes pasos.

2    ¡Camina, camina, camina!
En verdad, ¡Camina a donde sea y cuando sea!
Caminar involucra todos los músculos de tu espalda y pelvis y con cada paso tus huesos vertebrales y pélvicos se mueven.
Cuando movemos los músculos estos reciben sangre fresca y liberan la tensión. Cada paso que das manda un pequeño choque que viaja hacia arriba por tu cuerpo y puede ayudar a las vertebras o a la articulación sacro ilíaca mal alineadas a que regresen a su posición correcta.
Camina cuando tomes llamadas telefónicas, estaciona tu carro a unas cuadras de tu trabajo y camina, toma pequeñas caminatas durante cada descanso.

3    Usa una almohada
Si tienes dolor de espalda baja y duermes de lado, una almohada entre tus piernas – o si duermes sobre tu espalda, una almohada debajo de tus rodillas – hace maravillas.
Usa una almohada pequeña y firme en tu espalda baja cuando estés manejando o estés sentando en una silla o sillón.
Para dolor de espalda alta o cuello puedes sentir mejoría cuando cambias tu almohada o la dejas por completo. Intenta una de estas almohadas  con soporte en los lados para el cuello.

4    Ejercicio
Muy seguido la causa de dolor de espalda es cuando insuficiente masa muscular es responsable de hacer todo el trabajo. Empieza a hacer ejercicios regulares para fortalecer los músculos de tu espalda y aunmentar la masa muscular; ve al gimnasio o empieza clases de yoga. ¡Empieza despacio! No te dejes llevar por la competencia o el entusiasmo.
Un ejercicio muy bueno para la espalda es colgarte de una rama, una barra alta o en la parte posterior de una escalera abierta. Tiene que estar lo suficientemente alta para que puedas colgarte con tu cuerpo derecho y relajado. Haz esto por unos segundos, después quizás por unos minutos, tanto como tus manos puedan sostenerte. Relaja los músculos de tu espalda, deja que el peso de tus piernas extienda tu columna vertebral y respira. ¡Con cuidado! Activa tus abdominales fuertemente, compactando tu cuerpo cuando regreses al piso.

5    Haz los movimientos correctos
– Levanta o recoge cosas (o nietos) tan cerca de tu cuerpo como sea posible. Dobla las rodillas, mantén tu espalda derecha y activa tus músculos abdominales, fijando el movimiento vertebral. Así previenes lesiones de disco.
Siempre pon tu cuerpo completamente  de frente a las cosas que quieras levantar.
–  Para levantarte de una silla o sillón, siéntate primero en el borde, coloca tus pies tan cerca como sea posible, y pon tus manos sobre tus muslos, codos hacia afuera. Ahora dobla tu cuerpo hacia adelante manteniendo tu espalda derecha, activa tus músculos abdominales  y en un solo movimiento empújate hacia arriba usando la fuerza de tus manos y piernas. Para sentarte invierte el proceso.
– Cuando hagas trabajo sentado, intenta sentarte en el borde frontal de la silla con tu espalda derecha, sin usar el respaldo. Cuando esto te canse usa una pequeña y firme almohada en la espalda baja y siéntate hacia atrás.
-Cuando hagas jardinería; planta tus vegetales y flores en jardineras estrechas para evitar extra limitarse. Puedes incluso considerar jardineras altas. Trabaja en sesiones cortas y levántate y camina para disfrutar la belleza alrededor tuyo 🙂
– Jugar golf es riesgoso para tu espalda. Cuando pongas la pelota en el tee o levantes la bolsa de golf, dobla tus rodillas no tu espalda. Asegúrate de activar tus músculos abdominales antes del swing y termina mirando a la pelota.
¡No olvides hacer calentamiento muscular!

¡Aprecio enormemente tu retroalimentación!
Si tienes algún comentario o si tienes algún otro consejo, por favor déjalo abajo ⬇

Un comentario en “Un día sin dolor de espalda

Deja un comentario